domingo, 20 de julio de 2014

Una

Me dicen que por cada hombre,
hay no sé cuántas mujeres,
y sea esto como fuere
sólo hay una con tu nombre;
y esa es la que yo quiero,
lo demás es aguacero,
más tormenta para el alma,
que ya tiene suficiente
con saber que estás ausente,
para mantener la calma.
Cuando menos te lo esperas,
dicen que de forma brusca,
llegará la primavera,
pero sé que si no buscas,
la tristeza en la nevera,
será lo que en ti reluzca
y por eso es que te busco,
escribiendo el movimiento;
sin rendirme cuando el viento
sólo arroje su pedrusco,
al mirar alrededor
y la ausencia de color,
sea lo único que vea
junto a golpes de marea
y heridas de soledad.
Yo no quiero conformarme
con millares de almohadas,
cuando sé que existe un hada
con la que puedo arroparme
y será siempre la misma.
Por eso, salgo a buscarte
y a buscar esa señal
llena de complicidad,
puede estar en cualquier parte.
En el último arco iris
de la galaxia de Piscis
buscaré si es necesario,
sin que sea extraordinario
que siga mirando al frente,
buscando algo que me diga,
esa chica que consiga
desarmarme lo inocente
cuando luzca su sonrisa
y aunque no exista la prisa
su presencia sea urgente.

sábado, 5 de julio de 2014

Invitación a mi presentación.

Os recuerdo que el próximo día 10 de julio a las 20:30 en el Museo Cortijo Miraflores de Marbella, tendrá lugar la presentación de mi novela, "Recuerdo olvidado", a la que gratamente estáis invitados.

Allí podréis comprar un ejemplar de la misma, así como resolver las dudas, o ponerme verde, sobre la misma (los que ya lo habéis leído). Posteriormente, habrá un rato de conversación amena con algunas copas en la mano.

Espero vuestra asistencia al evento.


miércoles, 11 de junio de 2014

Recuerdo olvidado.

Queridos compañeros y lectores habituales del blog:

Próximamente saldrá a la venta mi primera novela: recuerdo olvidado. Estará disponible tanto online, como en las principales librerías de Marbella. No obstante, haré un acto de presentación el día 10 en el Cortijo Miraflores, al cual estáis gratamente invitados.

Espero vuestra asistencia y apoyo. Os dejo la portada.


lunes, 12 de mayo de 2014

EL MOMENTO DE LA PRESENTACIÓN


Mi agradecimiento a todos los que me acompañasteis el jueves en la presentación de mi novela y mi disteis vuestro calor y vuestro apoyo.
Solo por eso ya merece la pena escribir






Aunque parece que a los de ETA no les gustó mucho el libro (no sé porqué)






                                                                                                                                                                  Alejandro PedregOsa, como siempre, estuvo genial

Como otras veces, llenásteis el Cortijo.
!Sois los mejores!




         Por lo menos, la gente se lo pasó bien y se rió

viernes, 9 de mayo de 2014

CUMPLEAÑOS (Serie Relatos en Negro)

En el día de su cumpleaños la acompañaban todas
sus amigas, excepto Teresa, que se encontraba de viaje.
¡Ah! y tampoco estaba su novio Pepe, que se había 
desplazado a Madrid por razones de trabajo.
Su amiga Teresa había tenido el detalle de enviarle una
tarta de chocolate que ponía: “Felicidades, Inés”.

−Pide un deseo –le dijeron sus amigas, cuando ya se
disponía a apagar las veinticinco velas.
Inés tenía muy claro cuál era su deseo:  “Que mi novio
Pepe y mi amiga Teresa me sigan queriendo”.
Cerró los ojos y sopló.

Mientras la policía se llevaba en una bolsa el cuerpo
carbonizado de Inés, Pepe y Teresa se besaban
apasionadamente sobre la cubierta once del crucero
“Brisas del Caribe”.

miércoles, 16 de abril de 2014

EL CASO DEL SECUESTRO DE RAJOY Y RUBALCABA


"EL CASO DEL SECUESTRO DE RAJOY Y RUBALCABA",  la nueva novela de José Luis Moreno Malagón, ya está a la venta. (Editada por Ediciones Oblicuas, de Barcelona).
Una novela para reírte (sobre todo de los políticos) y pasar un rato agradable.
Para más información, donde comprarla, ver entrevistas con el autor y su explicación de porqué escribió esta esperpéntica novela, entra en su blog:  http://elsecuestroderajoy.blogspot.com.es/

jueves, 27 de marzo de 2014

AMOR ETERNO (Serie Relatos en negro)

Mi amada.
Ella lo es todo para mí.
Acompaña cada instante de mi existencia.
Hermosa y adorable.
Verla cada día es lo que me anima a seguir viviendo.
Mirarme en sus profundos ojos negros.
Acariciar sus mejillas, tan pálidas como una clara
noche de luna.
Deleitarme con su amplia sonrisa.
Extasiarme con su serena tranquilidad.

Esta noche, me he despertado sobresaltado por el ruido
seco de algo que chocaba violentamente contra el suelo. 

Ha sido su mandíbula, que ha vuelto a desprenderse.

Tengo que comprar un pegamento para huesos que
sea más consistente…

sábado, 22 de marzo de 2014

SONAMBULISMO (Serie relatos en negro)

Entro en la cocina y elijo el cuchillo de mayor tamaño.
Vuelvo al salón.
Es ahora o nunca.
Hundo la hoja hasta el mango en el blanco y fofo abdomen.
Cuando lo extraigo, un chorro caliente mana de la herida.

Y entonces me despierto.

El líquido espeso desciende por mis muslos desde mi ombligo.


Con un grito de horror, veo en mi mano el cuchillo ensangrentado.

sábado, 15 de marzo de 2014

El escritor que no lograba escribir






El atardecer se iba acercando silencioso. Desde el ventanal  "el escritor" observaba como la última claridad tenue y agrisada, se tornaba  dura y amenazante. No había habido  ningún rastro de sol en ése día de diciembre, solo unas violentas ráfagas  de viento, que dejaban en  el porche una alfombra suave de hojas muertas. Le gustaba ése momento donde la noche va engullendo lo que queda del día. Le gustaba ésa hora imprecisa a pesar del arañazo súbito que sentía en el plexo solar. Ese leve mordisco, como un recordatorio de que otro día se había consumado y él no había escrito nada. Otro día sin escribir, pensó mientras corría las cortinas con excesiva fuerza. Siempre que no lograba escribir, aparecía ése malestar, ésa mordaza. La huella de la culpa. Porque  él, aunque no lo supiera del todo, deseaba convertirse en Escritor.

Encendió la lámpara del salón y mecánicamente el televisor. Las imágenes del funeral de Mandela irrumpieron en el diminuto espacio. El escritor deseó entonces llegar a parecerse a ese gran Hombre y se olvidó por unos momentos de sus anhelos literarios. Mientras andaba buceando en  reflexiones que creía sinceras, de repente se le escapó una carcajada alta y liberadora. Yo..., yo, que llevo años votando en blanco. El ideal idealizado, pensó, mientras los residuos de la risa se tornaban fríos sobre sus labios apretados. En la lengua notó un extraño amargor, cómo de revelación inesperada.

Continuará...

jueves, 13 de marzo de 2014

¿Por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?


Pero no tuvo la sangre fría para terminar el cigarro como si no hubiera pasado nada. La copa de vino si entró de un trago, seco y con quemazón.

Federico sudaba en el ascensor, los 27 pisos de la torre se le hicieron eternos. Se le pasaron por la cabeza todo tipo de escenarios, el tumulto de gente arremolinada en la acera, los gritos de espanto de los vecinos, el portero, Julián, poniendo orden y quedándose con todos los detalles para poder contarlo luego con propiedad, la policía tomando nota de lo ocurrido e interrogando...y lo peor: muchos fisgones estarían mirando para arriba, con las cabezas torcidas hacia el cielo de la planta 27, con miradas acusadoras.

Pero para su sorpresa no se encontró nada, buscó en los alrededores de la torre el borrón blanco orlado de rojo que vio desde las alturas, nada, no había ni rastro. Imposible, la vio caer, ella misma abrió el ventanal del salón y se lanzó por el balcón, gritando ese interminable ¿por queeeeeeeé? que se perdió en la limpia mañana de Madrid. Preguntó en la agencia de viajes si habían visto algo, no claro que no, que tonto, quería decir si habían oído algo. Nada. Preguntó a Julián, inútil, este hombre no suelta prenda si no saca algo a cambio, nunca. Nada, estúpido, la dejaste caer, y con ella voló la carta, esa carta que se metió en el bolsillo de la gabardina. Un momento, ¿y si la gabardina la hizo planear y aterrizar suave e impoluta hacia el oeste?, ¿en Argüelles? ¿Dios mío, no se le habría ocurrido tomar tierra delante del mismo CorteInglés de Princesa?

Federico se armó de valor, pensó que si María estaba loca, el lo estaría aún más, encontraría esa carta a cualquier precio. Se recolocó la bufanda y se metió por las callejuelas traseras del monstruoso Edificio España, con la respiración acelerada llegó a la desoladora comisaría de Distrito de la calle de los Reyes.
-Disculpe...
-No me joda, que son las nueve de la mañana caballero...
-perdone, pero busco a mi mujer.
-¡No fastidie hombre!
-Se lo digo en serio, salió volando hace media hora escasa, no ha podido llegar muy lejos.
-A buenas horas, ¡lo hubiera usted dicho antes y no hubiera perdido la concentración en el sudoku, vamos no me jodas!
-¡Oiga un respeto! –Federico rompió en cólera por fin.
-Ese debe ser al caso del “huevo frito”, pase a la puerta 3, en este corredor que ve usted ahí a la derecha, pregunte por el comisario Bermúdez, a él l’atocao el asunto. Y espérese un ratito que acaba de llegar de la Plaza de España muy estresado y ha salido a tomarse algo. ¡Joder vaya mañanita que llevamos!
-¿cómo que el caso del “huevo frito”? –preguntó Federico perplejo, intentando imaginarse un huevo frito sobre la acera delante de la torre.

-Oiga, ¡que yo no sé nada eh!, usted cruce a la esquina con San Bernardino y en el Piscolavi estará Bermúdez. Y yo no lo he dicho nada caballero.... 

martes, 11 de marzo de 2014

MOMENTOS DE LOCURA


−¿Por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué? −gritaba María.

El aire henchía su camisón y alborotaba su melena negra.

Vio aterrada como una mancha gris se abalanzaba sobre ella.

Y, tras un fugaz estallido de dolor, vino el silencio.

Asomado a una ventana de la Torre de Madrid, Federico también
se preguntaba  «¿Por qué?», mientras contemplaba, 27 pisos más
abajo, el borrón blanco orlado de rojo.

−Un momento de locura, lo tiene cualquiera −se dijo.


Cerró la ventana, se sirvió una copa de vino y encendió un cigarro.

jueves, 20 de febrero de 2014

Siénteme

Siénteme más allá
de la piel que hoy recibe una mirada.
Siente mi voz que va
ígnea y apasionada
y busca la emoción estacionada

en parkings de costumbres
y olvidan las caricias de rutina
un segundo en las lumbres,
permitiendo a la ruina
manchar complicidades cristalinas.

Siénteme en lo invisible
del inmenso deseo de abrazarte
sin que sea posible.
Siénteme en cualquier parte,
por ser la luz, no dejo de pensarte.

viernes, 7 de febrero de 2014

Tanto escribo


Tanto escribo que pierdo la esperanza.
Palabras que no rompen lejanías,
lejanías que crecen con los días
del tiempo que se pierde en la añoranza.

Inventar el pasado no me alcanza
a cambiar el futuro de luz fría
y el presente se me ahoga en las rías
que hoy lo borra todo con su danza.

Y me deja a las puertas de un camino
nuevo, desconocido, solitario,
con días de aprender, noches de vino

y recuerdos que ya no son sicarios.
Tanto escribo que escribo mi destino
en cada hoja del nuevo calendario.

jueves, 6 de febrero de 2014

Preguntas

¿Qué se siente al despertar
y mirarte de perfil
una mañana de abril
entre las olas del mar
con tu nadar de sirena
dando grados a la arena?
¿Qué sería el suspirar
por mirar tus dos luceros
una noche bajo cero
si te dejas abrazar
por mis brazos temblorosos
en tu embrujo poderoso?
¿Cómo sería nacer
del azúcar de tu vientre
y quedarme hasta que entre
una rosa a florecer
la sonrisa más bonita
que tu boca no marchita.
¿Cómo sería la luna
vista a través de tus ojos
lleno de hermosos sonrojos
compartiendo la fortuna
de estar contigo un segundo
en cualquier parte del mundo.
¿Qué serían las estrellas
sino dientes de tu boca
que estremece, que provoca
las sensaciones más bellas
que pasean por mi pecho
cuando estoy bajo tu techo?

miércoles, 5 de febrero de 2014

Momento

Me abrazo a tu palabra y mi camino
se vuelve una pendiente descendente,
donde el corazón grita lo que siente
con el amor de un sueño peregrino,

que ama, que busca hallar a su destino
y cuando lo halla el amor se hace urgente,
y mi sur, bajo vientos de relente
a tu sur, da una luna de oro fino.

Te beso con el alma de una estrella,
me besas con el alma de un lucero
y la noche te envidia por ser bella.

Y yo sé que este amor no es pasajero
si la noche del sur muestra y destella
los versos que te dicen que te quiero.

                                                                                              06/09/2011

martes, 4 de febrero de 2014

Día mundial contra el cáncer

¿Cómo lucha lo invisible
cuando no existe llegada?
Y pensando que es inútil
voy a escribirte una carta
en nombre de los vencidos
por los golpes de tu espada.
No hace falta que te diga
que sobra valor y agallas
que te hacen perder guerras
y hoy son menos las que ganas.
Quiero decirte que pienso
en las gentes allegadas
a las que has dado la mano
podrida de miedo y lágrimas
para llevarlos de viaje
en un réquiem de campanas.
Alguna vez me pregunto
por qué el poder que barajas
no hace curas de humildad
en esta tierra inhumana
llenas de necios estúpidos
que pretenden cortar alas
a los que tienen los lápices
y escribir con letra clara
ese final tan hermoso
que se espera en la esperanza.
Hoy, por eso lo poemas,
las canciones y palabras.
Y las voces y el dolor,
la sonrisa y la plegaria,
las noches de velatorios
y de aquellos que en su cama
luchan con todas sus fuerzas
y a sus latidos se abrazan,
se juntan en el suspiro
con el que escribo esta carta,
se juntan en una voz
que unida hoy grita: ¡basta!

                                                                   A la memoria de Lourdes, Estela y mi tía. Y a todas las personas que emprendieron el viaje.

lunes, 3 de febrero de 2014

Cicatrices del recuerdo

Sopla brisa este otoño tan herido
como gotas de lluvia en su tormenta.
Sigo andando perdiendo al fin la cuenta
de los cortes que a mi alma han sometido.

Va el talgo dirección hacia el olvido
y aprendo que el dolor no se lamenta;
mejor se aprieta fuerte y se revienta,
que pinte cicatriz en lo vivido

y entre mis sueños y en lo que tanto amo
y en lo que lucho y en lo que muerdo y pierdo
y en tu respuesta cuando guardé el ramo

de rosas que por miedo no recuerdo.
Y quién sabe si al dártelo, tu tramo
estaría en mi pecho al lado izquierdo.

domingo, 2 de febrero de 2014

El reloj de tu mirada


El reloj de tu mirada
es el dueño de mi tiempo,
que se para en tu presencia
suspirando los momentos
que acaricias con tus ojos
llenos de colores nuevos,
como tus atardeceres,
tan íntimos y secretos.
Nos sentamos en la tarde,
la complicidad del viento
le da cuerda a mi mirada
resbalando por tu cuello,
e imaginando el sabor
que podrá tener su beso.
Y luego llega la noche,
mi alma tiembla de deseo,
a pesar del aire frío,
más incluso que mi cuerpo,
que, temblando sin final,
 se consume a fuego lento.
Por la luz de tu mirada
las campanas van al cielo
y cuando la luz se apaga
ha llegado mi momento
de rendirte a la locura
y dejarte sin aliento
con besos interminables
de tus pies a tus cabellos.
Como el rojo de tus labios,
el sol se pinta en el cielo,
y tu cuerpo entre las sábanas
es el lienzo mejor hecho
que he podido contemplar,
museo de amor eterno.
Abres suave la ventana,
das la libertad al silencio,
y dibujas tu sonrisa,
yo te digo que te quiero,
y el reloj de tu mirada
se para, porque es tan bello
ver el sol amanecer
en la danza de tu pelo.

viernes, 31 de enero de 2014

Déjame contemplarte

Déjame contemplarte
con el pelo mojado de verano,
el misterio de Marte,
el olor del manzano
y la magia de un puente veneciano.

A estas alturas sabes
que es posible vivir sin respirar
de tu boca el jarabe
de la espuma del mar,
pero se vive en la barra de un bar

soñando con tus besos
en copas tan vacías de tu encanto
como llena de excesos.
Conviértete en mi manto,
en ojos negros que me abrigan tanto

los grados bajo cero
de la noche polar de tu ausencia,
que hiela los te quiero,
que aviva la dolencia,
si no existe el milagro de tu esencia.

miércoles, 29 de enero de 2014

Tengo el alma preparada


Tengo el alma preparada
y envuelta en besos que buscan
tu mejilla cuando llegas
y es tu risa la que alumbra
nuestra mesa humilde en cosas,
rica en amor y ternura.
Tengo el alma preparada
para que brille la luna
de tu sonrisa perfecta
en olas de mar y espuma,
un hechizo poderoso
que abrazamos, que nos cura
del pensamiento perverso
que sobra en tu noche pura
cuyo tiempo de cristal
son segundos de fortuna
en el corazón del puente
que hacia ti me lleva y junta.
Tengo el alma preparada,
por ti llena de locura;
preparada para amarte
y no descuidarte nunca.

martes, 28 de enero de 2014

Un nuevo viaje

Tus ojos han llenado mi paisaje
de lunas nuevas llenas de armonía.
Se fue la oscuridad que me perdía,
cuando el dolor llenaba mi equipaje.

Conquistarte supone un nuevo viaje;
sin dudarlo entro dentro del tranvía
para buscar la luz del feliz día
donde el aire de mi alma en tu alma encaje.

Porque merece la pena luchar
por tu amor en el curso de mil vidas,
lucharé cuanto sea necesario.

Escribiré tus versos en el mar
de tu piel donde sanan mis heridas,
donde vuelve a brillar mi abecedario.

lunes, 27 de enero de 2014

Cuento inverso

Hoy un quiero contar un cuento
que acabó cuando empezaba,
fue tras el beso primero
y las últimas palabras
que el felices para siempre
fue mentiras y patrañas.
Pudo ser un cuento bello
de princesas y de hadas,
de lecciones aprendidas,
de finales que descansan
en la noche de un abrazo
con estrellas hechas de agua,
y un balcón hecho de cielo
y de setos y lavanda.
Pero cuento un cuento inverso
"Érase una vez que acaba"
cuando el beso se produjo,
fue que enseñaste tu cara
y yo enseñé mis errores
y descuidos regalaba.
No supiste comprender
el tormento de mi alma
ante tantas exigencias
que tu voluntad sumaba
pues sin tiempo para mí
más aún me reclamabas.
Éramos buenos amigos
en la historia hoy olvidada
de que los besos primeros
hacen resurgir la magia...
pero al darle el primer beso
mi princesa se hizo rana.

miércoles, 22 de enero de 2014

Ellos, Escarlata (El, Blanco)

Anoche se durmió con un suspiro agónico, arrastrado, seguido de una exhalación tibia, pensé por un momento que se me moría. Solo Dios conocerá sus sueños, yo los intuyo. Él, Blanco, envuelto en su sábana de lino blanco, se agita en sus sueños como un barco pequeño en un mar enfurecido. Yo lo observo delirar desde mi sumisión, sentada en la penumbra junto a su cama de príncipe, desde el absoluto silencio de una esclava. A mi espalda, una ciudad ya en la oscuridad plena, se obstina en desobedecerle, y hasta peca con furia. Y cuando ya la negrura de las farolas ni siquiera alcanza Su habitación, me retiro ligera con miedo a las sombras.
Huyo.

Atravieso con prisa las salas, seis en total, hasta llegar a mí reducida habitación, sé que me observan y me siguen con la mirada Ellos, los antecesores de Blanco, los que hicieron sufrir a la ciudad. En cada salita a varios, y todos me preguntan, me persiguen, me clavan los ojos de la condena, sus ropajes hinchados los convierten en seres mágicos, como de otros tiempos, pero sus cuerpos agrietados ya descansan en las tumbas de los sótanos del palacio. 
El infierno.

Y yo me pregunto una y otra vez: ¿quién me alivia a mí? Él, blanco, sufre, muere en privado. Y finge que sufre, que muere, ante el mundo que lo aclama. Mi sufrimiento no existe, es más humano, es una crucifixión callada, de sierva sin palabras.
No muero.

Hoy es domingo y Le vestiré con sus mejores ropas para que lo bajen al templo. Ahí se sentirá poderoso, un Dios todo de blanco, un blanco teologal, infinito, y hablará en el idioma en que se entienden sus hombres de Escarlata, el latín. A la vuelta subirá acompañado por uno de los suyos, el designado, se recluirán en la salita que abre su ventana a las colinas y pasarán el resto del día aquí arriba, en el Apartamento. Yo me haré la sorda, y el mundo seguirá pecando y Él seguirá sufriendo, muriendo, arrastrando sus pies por la antesala de la eternidad, su blanca y suave eternidad. Ya conoce cada peldaño de las escaleras de piedra que desembocan en los sótanos donde descansan los Otros. El los acompañó allí abajo, uno a uno, todos blancos. Con sus zapatos de cordones, y piel negra abrillantada.
Santos.

Y volverá a caer la tarde opaca, como acaban cayendo todas las cruces clavadas en los camposantos. Volverá a llegar la gran noche, la que teme Blanco, la que yo espero en silencio. Y gemirá en su cama de lino, se retorcerá ante mi mirada, suspirará con suspiros de muerto, los que espera la ciudad.

Los Escarlatas, ronroneando como viejos cuervos, esperan su amanecer helado, arrastrando sus ropajes de seda sobre los temidos suelos de los soportales. Con los mismos zapatos negros, asomando sus puntas brillantes. Van por parejas, velando sus almas desaparecidas, esperando ser llamados para ocupar el Apartamento y sus seis salas llenas de fantasmas. Y aquí les esperaré yo. 
Sin morir, callada.

martes, 21 de enero de 2014

Latidos claros

Dejo en cada latido una letra transparente,
mensajes que se leen en cualquier dirección
sin ensuciar paredes con mala ortografía,
sin procurar robar a la estrella su fulgor.

Latidos de un sentido de una sola lectura
fuera del laberinto del maquillaje falso
para esconder miserias que acabarán saliendo
cuando baje la guardia el anochecer cansado.

Pongo mi ser encima y la mesa de tus ojos
mira la transparencia de algo que no se borra,
se pintan dudas lógicas en iris de ensueño
y cuya solución dará el paso de las horas.

No pretendo enredarte buscando las metáforas
que me impidan ser yo para regalarte sueños
en el tren de la vida que te ofrezco alcanzar
y pasos que se alarguen conforme pase el tiempo

Dejo en cada latido un mensaje claro y limpio
y amanecer desnudo de máscaras que tapen
blancos que no son negros en futuros cercanos,
la luz de la mañana sigue firme en tu tarde.

domingo, 19 de enero de 2014

Un coup du dimanche (homenaje a Mallarmé)

                                                         

Pasan los domingos, se evaporan, son aire
llegan, te acarician, te rozan con su aliento
¿qué haces que no los inspiras                    ?
¿qué                     escribir                        intento?
Abres tu cuaderno de páginas en
Miras a la calle tranquila, que duerme
Y se va               , se va, como tu postura
Piensas
                    PROFUNDA
                                                   Tinta
                                                             OSCURA
                                                                                    (tortura)

Escribe, algo, lo que,                        HACIENDO COSAS
pero no pienses,         no      , solo pasa tu
sobre el papel                                    ,virgen

TU VIDA
                  novela de otros
                                               no funciona                     
                                                                  te ata
cómo escribirías cualquier cosa, de otro mundo?
                                                                                                                        Y TE DELATA

                              

viernes, 17 de enero de 2014

Balcones de Verona


Los balcones de Verona,
a dónde vuelan los versos,
se reencarnan en Julieta,
se reencarnan en Romeo
y en el hechizo profundo
de tus dos ojos flamencos.
No quedan luces ni cámaras,
y nada se ve a lo lejos;
los fantasmas del Adigio
dan comienzo a su gobierno
mas se paran a escuchar
a la sangre de mis versos
que sube con las alondras
a tocar tu pelo negro.
Has bajado del balcón,
sabes que no soy Romeo
y yo sé que mi Julieta
es mi verdad y no un cuento,
pero hacer este papel
ha acercado nuestros cuerpos
que se bañan en el Garda
con las estrellas del cielo
y tatúa en nuestra piel
la emoción de este momento
que no olvidaré en mi vida
pase lo que quiera el tiempo.
Fue el balcón de Julieta
el que presenció el encuentro,
el chocar de nuestros labios
Capuletos y Montescos.

jueves, 16 de enero de 2014

No dudes


Quizá marchiten flores en el ramo
y el beso que me diste se haga duro.
Quizá mañana dude el que seguro
está de caminar el mejor tramo.

Mas no dudes que en la noche te llamo,
que tu nombre es la voz del canto puro.
Podrá apagarse el sol en el futuro,
pero no dudes nunca que yo te amo.

Quizá la madreselva cambie a rosa,
que los rockeros canten un bolero
con el arpa en la noche silenciosa.

Quizá cambien las cosas que prefiero,
cambiará el mundo menos una cosa...
pues sin dudas, no dudes que te quiero.

martes, 14 de enero de 2014

UNA NUEVA LUZ


 
Ella intentaba salir pero al hacerlo sentía que el aire no llegaba a sus pulmones, algo le estrangulaba. No entendía lo que ocurría. Sus pequeños ojos cerrados se removían inquietos buscando en la oscuridad algo que le guiara. Entonces lo vio. Un agujero a lo lejos, con una luz que se apagaba y encendía. Un túnel negro muy negro era su vía de escape,  y ese era el camino a recorrer, pensó.

Se lanzó con fuerza. La primera vez no lo logró, algo la engullía de nuevo  cuando  casi iba a alcanzarlo. En la segunda sintió un fuerte tambaleo y cabeceo que le provocó un retroceso. Finalmente, volvió a intentarlo. Esta vez sintió que una fuerza nueva le empujaba a hacía la salida. Su cabeza casi veía ya el exterior de ese nuevo mundo.  Abrió los ojos y sintió como todo su cuerpo era arrojado fuera. Tenía mucho frió.  De sus pulmones salió un lamento, un grito desesperado y sintió que algo tibio la envolvía. Había dejado su hábitat para emprender una nueva aventura. La aventura de nacer.
 

Kika PS DICIEMBRE 2013

lunes, 13 de enero de 2014

No te dije mi nombre


Andabas el camino lento del sol,
tú, luna fría y rauda del callejón
amabas resbalando por mi cara.
Buscas al desconocido que lloró,
lloras el día callado de calor.

Recorre las noches blancas de tu amor
toca en la puerta grande de la plaza
se me olvidó decirte mi nombre, Ney,
ni en las horas rojas del anochecer,
me encontrarás solo si pronuncias Ney.
Lo oirás en todos los patios, Taksimi.

Ni todas tus lágrimas secas al sol
que aún lanzando tus piedras de rabia
no abrirán el portón si no dices quien,
ni paseará la luna ni caerá el sol
ni el mediodía será un azulejo.
Busca, nombra, baila, nubla, arroja
grita Ney Taksimi, llora mi nombre.
Loca por las esquinas, loca mía,
busca mi muro, sáltalo, búscame
seca la fuente, mata la noche, Ney
desgarra mi nombre, Ney, Ney Taksimi.

sábado, 11 de enero de 2014

Soñar

Metiendo tu soñar en la nevera
tus sueños no podrán seguir creciendo,
así que mete lo que estés sufriendo
y déjalo olvidado en la primera

parada de la nueva primavera
que las flores te irán enloqueciendo,
porque su color va a seguir viviendo,
el tiempo corre, vuela y no te espera.

Saca las dosis grandes del embrujo
y del arte que guardas en tu alma
y derrámalo todo alrededor.

Si fuera necesario, yo te empujo
por los acantilados de la calma...
¡qué despierte tu duende soñador!

viernes, 10 de enero de 2014

El invierno de los ahoras

Te extrañaré tan pronto, 
como extraño ya la ausencia 
de tus verdes, de tu instante. 
Pero no llegaré a acostumbrarme al silencio, 
al escarnio ya presente 
de esos vecinos vigilantes.

Ya colgué los sueños compartidos 
en las noches de otoño, 
esas noches de ventanas cerradas, 
de agua violenta 
que resbala lenta, lenta.. 
por el cristal de la oscuridad temprana. 
Ya tiré tu toalla, 
húmeda, de sudores amargos, 
y puse a lavar mi soltería, 
de suave rizo americano, que tanto detestabas.

Y en el invierno de los ahoras 
juego al optimismo desde la madrugada, 
con la mirada rara del enero imperfecto, 
ese mes futuro, que llegará algún día silbando, 
aún por sorpresa, 
aún sin saber cuando. 
Tocarás, vencida, en la puerta, 
tres suspiros suaves, tres alientos con tu suave mano.

Y serás como te vi en los sueños, 
como antes, 
igual que nuestra rutina de pisadas amplias, 
serás como hablar del silencio, 
como calmar el ansia de nada, 
serás flotar sin agua. 

Como llegar a una ciudad amable, 
con avenidas de olvido, 
(creo que ya te extraño) 
te moverás en el tranvía de mi práctica jornada.
Aparecerás vital, 
abrirás todas las ventanas, 
y chillarás al mar, 
loca, loca volverás.

Entonces mi bicicleta alada volará 
por los carriles de tu ausencia, 
junto al ruido de las olas planas, 
y volverá febrero, volverá
Será otro invierno de frenadas de sal sobre el albero. 

Reinarás en el aire, igual que una mirada.


miércoles, 8 de enero de 2014

Guardando la Navidad

La Navidad se ha ido.
Las bolas multicolores
duermen su sueño tranquilo
en sus cajitas doradas.
Los muñequitos alegres,
del abeto han descendido
y han cerrado, esos sus ojos
donde guardan,
las ilusiones del niño,
que todos llevamos dentro
y que ellos, al sonreírnos,
despiertan en esos días;
ese regalo sencillo,
que ilumina nuestras vidas
con el recuerdo encendido.

sábado, 4 de enero de 2014

He dormido y he soñado que besaba tus labios

He dormido y soñado que besaba tus labios.
Tu gorrito de lana púrpura esconde el negro
capaz de sumar luz al pozo más tenebroso
de vacío y dolor y dejarlo de paz lleno.
Te acercaste despacio y tu cola de caballo
danzaba con las notas que tocaban los vientos,
en una habitación cerrada para los dos
me diste el beso mil pero lo sentí el primero.
Eres neologismo pendiente en mi lenguaje
superlativo escaso de vocablos perfectos
para llamar a las cosas por su nombre exacto,
tu fuego fue mi fuego, tu beso fue mi beso
borrando una idea hasta entonces equivocada
siendo revelada en el transcurso de un sueño...
que da la plenitud del océano tranquilo,
que ofrece la mirada de tus dos ojos negros.
He dormido y soñado que besaba tus labios
y entonces, el latido de vida se hizo cierto.

miércoles, 1 de enero de 2014

Vuelos



          Servilleta atardada Nº 10   

                         Plovdiv, Bulgaria

He vuelto, dije a mi madre
       al verla sentada
       debajo del árbol viejo
       donde membrillos maduros
       desprendían olor de otoño.

He vuelto, dije a mi marido
      al verle esperándome
      debajo del reloj oxidado
      donde turistas pasaban
      enamorados de Andalucía.
            
                            Marbella, España