viernes, 17 de enero de 2014

Balcones de Verona


Los balcones de Verona,
a dónde vuelan los versos,
se reencarnan en Julieta,
se reencarnan en Romeo
y en el hechizo profundo
de tus dos ojos flamencos.
No quedan luces ni cámaras,
y nada se ve a lo lejos;
los fantasmas del Adigio
dan comienzo a su gobierno
mas se paran a escuchar
a la sangre de mis versos
que sube con las alondras
a tocar tu pelo negro.
Has bajado del balcón,
sabes que no soy Romeo
y yo sé que mi Julieta
es mi verdad y no un cuento,
pero hacer este papel
ha acercado nuestros cuerpos
que se bañan en el Garda
con las estrellas del cielo
y tatúa en nuestra piel
la emoción de este momento
que no olvidaré en mi vida
pase lo que quiera el tiempo.
Fue el balcón de Julieta
el que presenció el encuentro,
el chocar de nuestros labios
Capuletos y Montescos.

8 comentarios:

  1. me encantó,
    y el final, la frutilla del postre.
    felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un ejemplo de que el amor no entiende de rivalidades ni rencores pasados. Un balcón donde cumplir los sueños.

      Gracias por regalarme tu tiempo y leer mis cosas. Un beso grande

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ^_^. Verona, balcones, Romeo y Julieta, la base es excelente.

      Eliminar
  3. Veo en este poema un intento por elevarte, por trepar a un balcón desde donde mirar todo pasar allí abajo, desde donde ver la existencia transcurrir con todos sus altibajos, mientras tú y tu amante os recluís radicalmente para escribir poesía y amaros sin ambajes, en absoluta permanencia. Eso es lo que creo que tu quieres Juanjo, subir a esa torre, y quedarte ahí para siempre, y amar a tu amante, la poesía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sonado demasiado profundo ^_^. Realmente, sigo estando un poco de uñas con la palabra "poesía". Creo recordar que fue Ana María Matute la que dijo que era la mayor de las artes y sinceramente, no creo estar haciendo arte, sólo plasmar las sensaciones que algunas personas tienen el don de transmitir. Como aquí, por ejemplo, un texto ambientado en la Verona de Romeo y Julieta y sólo es el hecho de imaginar esas acciones, pasear por el silencio de la noche y hacer la "locura" de recitar un verso cuando hoy en día todo el mundo habla por Whatsapp aunque tengas a la persona al lado.

      Digamos que es volver al balcón de las cosas antiguas que se echan de menos en el presente.

      Gracias por las palabras y por dejar tu tiempo ^_^.

      Eliminar
  4. Me gusta tu poesía y ese amor que marca para siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlo. Cosas que te marcan hay en cada paso que se da y es cuestión de contarlo ^_^.

      Un saludo.

      Eliminar