lunes, 27 de enero de 2014

Cuento inverso

Hoy un quiero contar un cuento
que acabó cuando empezaba,
fue tras el beso primero
y las últimas palabras
que el felices para siempre
fue mentiras y patrañas.
Pudo ser un cuento bello
de princesas y de hadas,
de lecciones aprendidas,
de finales que descansan
en la noche de un abrazo
con estrellas hechas de agua,
y un balcón hecho de cielo
y de setos y lavanda.
Pero cuento un cuento inverso
"Érase una vez que acaba"
cuando el beso se produjo,
fue que enseñaste tu cara
y yo enseñé mis errores
y descuidos regalaba.
No supiste comprender
el tormento de mi alma
ante tantas exigencias
que tu voluntad sumaba
pues sin tiempo para mí
más aún me reclamabas.
Éramos buenos amigos
en la historia hoy olvidada
de que los besos primeros
hacen resurgir la magia...
pero al darle el primer beso
mi princesa se hizo rana.

4 comentarios:

  1. uffff!! Sin palabras.... Eres grande Juanjo y no solo en altura, que también ;)
    Besitos cálidos mi poeta sureño muassssssss ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será que no estamos acostumbrados a este tipo de cuentos ^_^. El primer beso es el final de una historia de amor y aquí es el principio de una guerra que acaba con el "fueron felices" como una utopía imposible.

      Ha sido una cura de variedad, porque ahora mismo, lo que me llama es llenar con un poquito de ternura al que tenga la generosidad de regalarme su tiempo. Un beso muy grande y mil gracias por tu tiempo y tus palabras.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ojú, este cuento me lo han cambiado... ^_^.

      Eliminar