viernes, 31 de enero de 2014

Déjame contemplarte

Déjame contemplarte
con el pelo mojado de verano,
el misterio de Marte,
el olor del manzano
y la magia de un puente veneciano.

A estas alturas sabes
que es posible vivir sin respirar
de tu boca el jarabe
de la espuma del mar,
pero se vive en la barra de un bar

soñando con tus besos
en copas tan vacías de tu encanto
como llena de excesos.
Conviértete en mi manto,
en ojos negros que me abrigan tanto

los grados bajo cero
de la noche polar de tu ausencia,
que hiela los te quiero,
que aviva la dolencia,
si no existe el milagro de tu esencia.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Paracetamol de Barbate con Ibuprofeno de Tarifa y Vitamina C malagueña. Metamizol sevillano y ansiolítico onubense, Mezcla explosiva.

      Por cierto, JM ¿Te ha gustado? ^_^.

      Eliminar
    2. Sí, me gusta esta serie de poemas que estás publicando en este blog, pero me gustaría hablarte de esto personalmente y no en Internet.

      Eliminar
    3. ^_^. Era coña para seguir con la guasa de los comentarios, que me parecen geniales. Ya mandaré un correo conjunto para citaros para el 14 de febrero en el Cortijo.

      Eliminar