miércoles, 29 de enero de 2014

Tengo el alma preparada


Tengo el alma preparada
y envuelta en besos que buscan
tu mejilla cuando llegas
y es tu risa la que alumbra
nuestra mesa humilde en cosas,
rica en amor y ternura.
Tengo el alma preparada
para que brille la luna
de tu sonrisa perfecta
en olas de mar y espuma,
un hechizo poderoso
que abrazamos, que nos cura
del pensamiento perverso
que sobra en tu noche pura
cuyo tiempo de cristal
son segundos de fortuna
en el corazón del puente
que hacia ti me lleva y junta.
Tengo el alma preparada,
por ti llena de locura;
preparada para amarte
y no descuidarte nunca.

2 comentarios:

  1. No te ha podido dar un golpe de calor con el frio que hace, tampoco son los efectos de la dieta Dukan porque te he visto sudando por el paseo marítimo. Entonces dime, Juanjo, qué te pasa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Catarsis profunda, JM ^_^. Dejar atrás la flojera de la cuerda del trapecista y coger las cosas bonitas que la vida no pone delante para olvidar las malas y hacerlas palabras. Ahora que hace frío, ahora que el señor Dukan está depre porque lo han echado de no sé qué organismo de medicina francesa, por envidia seguro, pero el señor Dukan con la pasta que tiene le debe importar eso una barbaridad, sí,

      Y pasa que habiendo tantas cosas bonitas a tus ojos y conociendo tantas cosas miserables, uno evoluciona hasta comprender que es con lo bueno con lo que hay que quedarse y mandar a la mediocridad a la casa de Bob Esponja al fondo del mar. Y me gusta el resultado ¿y tú que piensas? ^_^.

      Buenas noches y gracias por el comentario JM ^_^.

      Eliminar