domingo, 5 de marzo de 2017

Prefiero.

Prefiero una mirada a una promesa;
unos brazos que abriguen cuando llueve,
silencio, para ver caer la nieve
y paz, para que el alma siga ilesa.

El viento no se lleva cuando besas
un gesto tan enorme como leve;
dice más la sonrisa pura y breve
que la voz que te guarda la sorpresa

de cambiar todo su significado.
La vida llega a ser menos macabra
sin nudos de promesas del pasado.

Yo puedo ver la luz en lo que labras
y tú ves que en la rosa que he dejado
está lo que no dicen las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario